24.03.2022
Concurso Express. / Derecho Concursal.

¿Cuánto dura un concurso de acreedores?

¿Cuánto dura un concurso de acreedores?

Podemos decir que nos encontramos un poco más lejos de la parte más difícil de la pandemia provocada el Covid- 19, pero la crisis económica ha generado que muchas empresas se vean abocadas al cierre. Es posible que tu empresa esté atravesando una etapa complicada y te estés planteando acudir al concurso de acreedores, pero desconozcas los plazos y la duración de un concurso de acreedores. En este artículo contestamos a tus dudas y te explicamos cuánto dura el concurso de acreedores según su modalidad (concurso de acreedores, concurso exprés)
Previamente a conocer cuánto dura un concurso de acreedores, trataremos la cuestión de cuándo hay que presentarlo.

¿Cuándo debo presentar el concurso de acreedores?

Esta cuestión la hemos tratado anteriormente dedicándole un artículo completo para resolverla y profundizar en los detalles. Pues leer clicando aquí.
El plazo para presentar el concurso de acreedores es de 2 meses siguientes a la fecha en que hubiera conocido o debido conocer el estado de insolvencia actual.
Así lo establece el art. 2 y 5 del Texto Refundido de la Ley Concursal : el empresario deberá solicitar la declaración de concurso cuando se encuentre en estado de “insolvencia actual o inminente”.
¿Y qué entiende por insolvencia actual o inminente? aquella que no va a poder cumplir regularmente sus obligaciones exigibles.
Por otra parte, se dictó la denominada moratoria concursal por razón del COVID´19, la cual suspende el plazo anteriormente mencionado de dos (2) meses.
Esta primera moratoria se dictó mediante el Real Decreto Ley 8/2020 de 17 de marzo, suspendiendo el plazo de dos meses para presentar concurso. En este artículo te explicamos en profundidad en qué consiste esta moratoria concursal.

no puede hacerse uso de esta moratoria para agravar la situación económica de la compañía.

Posteriormente, se dictó el Real Decreto-ley 16/2020, de 28 de abril, prolongándose el plazo para la presentación del concurso hasta el 31 de diciembre de 2020.
Luego se dictó el Real Decreto-ley 5/2021, de 12 de marzo, prolongó esta moratoria para la presentación del concurso de acreedores hasta el 31 de diciembre del 2021.
Y finalmente, en virtud del Real Decreto-ley 27/2021, de 23 de noviembre, por el que se prorrogan determinadas medidas económicas para apoyar la recuperación se prolongó esta moratoria para la presentación del concurso de acreedores hasta el 30 de junio del 2022.  Puedes descargar la moratoria en pdf pulsando aquí.
No obstante, es muy importante que tengas en cuenta que, esta moratoria concursal, no debe ser utilizada en perjuicio de los acreedores. Es decir, no puede hacerse uso de esta moratoria para agravar la situación económica de la compañía. A sabiendas que prologar o alargar más la presentación del concurso no va a solucionar la situación financiera.
A continuación te explicamos cuánto dura un concurso de acreedores según su modalidad.

 

¿Cuánto tiempo dura un concurso de acreedores? ¿Y el concurso exprés?

El tiempo que dura un concurso de acreedores, puede variar en función del estado en que se encuentre la empresa.  De este modo, nos podemos encontrar con varios escenarios.

  1. Empresa con activos en situación de insolvencia, con posibilidad de acuerdo de refinanciación o acuerdo extrajudicial.
  2. Una empresa con activos en situación de insolvencia sin posibilidad de llegar acuerdo.
  3. Empresa sin activos en situación de insolvencia sin posibilidad de continuar la actividad – Concurso exprés.

Desarrollemos cada uno de los escenarios:

1º Empresa con activos en situación de insolvencia, con posibilidad de acuerdo de refinanciación o acuerdo extrajudicial.

Antes de que finalice el plazo de dos meses para presentar concurso, es posible comunicar al Juzgado la apertura de negociaciones con los acreedores.
Es estos casos, si se produce está comunicación de negociaciones, el plazo para presentar concurso se amplía tres meses, desde la comunicación al juzgado. Y transcurrido estos tres meses, el empresario deberá presentar el concurso en el siguiente mes hábil, hubiera o no acuerdo.
Esta comunicación de negociaciones consiste en alcanzar acuerdo de refinanciación, o un acuerdo extrajudicial de pagos o adhesiones suficientes a la propuesta anticipada de convenio.
En estos casos, la duración del concurso variará en función de los acuerdos se podría alargar o reducirse.

2º Empresa con activos en situación de insolvencia sin posibilidad de llegar acuerdo.

1.- En este tipo de casos, se iniciará directamente el procedimiento concursal, aperturando la primera fase: se dicta la declaración de concurso y se designará el administrador concursal,
En esta primera fase, denominada la fase común, el administrador determinará la masa activada y pasiva del concurso.
2.-Finalizada esta fase común, comenzará la fase de convenio. El deudor como los acreedores presentará ante el juzgado la propuesta de convenio.
Una vez presentadas las propuestas, se convocará a la junta de acreedores para que procedan a la votación de la propuesta. El resultado de la junta de acreedores se recogerá en un acta, la cual se remitirá al juez, para que resuelva sobre la misma.
3.- Posteriormente, se abrirá la fase de liquidación, la última fase. Hay que tener en cuenta que la liquidación podrá iniciarse en cualquier momento del concurso.
La fase de liquidación se iniciará, cuando la propuesta de convenio no haya resultado fructífera.
4.- Por último, finalizamos el procedimiento con la fase de calificación del concurso. En esta fase el juez determina las causas que han llevado a la empresa a la situación de insolvencia.
En estos casos, el concurso puede durar meses incluso años.

3º Empresa sin activos en situación de insolvencia sin posibilidad de continuar la actividad – Concurso Exprés.

En este supuesto, es lo que coloquialmente se le ha denominado Concurso Exprés.
El concurso exprés, como su nombre indica, es un procedimiento concursal que se tramita más “rápido” que un concurso de acreedores ordinario, por sus especiales características. En la medida que concluye el procedimiento sin designar un administrador concursal.
La característica principal de este tipo de concursos es la inexistencia o insuficiencia de masa activa para atender las deudas. Es común que se de este tipo de situaciones en las Startups. Si tienes una Startup este artículo te puede interesar, puedes hacer click AQUÍ.
Como ya hemos indicado, es muy importante, tener elaboradas y presentadas las cuentas de los últimos tres ejercicios. Así, como un balance de cierre.
Y respecto al plazo del concurso express, si toda la documentación está en orden puede cerrarse en apenas unas semanas. No obstante, hay multitud de variantes, como ejemplo, que el Juzgado donde se presente esté o no colapsado. Hay juzgados que solo desde la presentación hasta la admisión puede tardar más de 3 meses.
El proceso sería el siguiente:
Una vez presentada la solicitud ante el Juzgado de lo Mercantil correspondiente, será el juez quien determine.

  1. Primero, si la información y documentación aportada es suficiente para acudir a esta modalidad concursal, concurso exprés. Es decir, se deduce de la documentación contable que hay insuficiencia de masa activa.
  2. Y segundo, el administrador ha actuado diligentemente, cumpliendo con sus obligaciones como administrador de la sociedad.

En caso afirmativo, se dictará auto de conclusión del procedimiento, y una vez sea firme, se completará la extinción de la sociedad. El administrador habrá cumplido sus obligaciones legales, y se eximirá de responsabilidades futuras contra su persona.

Llámanos 900 525 515

De este modo, el concurso de Acreedores express aparece como una solución rápida, efectiva y sin costes para pequeñas y medianas empresas en crisis, evitando un procedimiento judicial que prolongue la agonía del cierre para la sociedad. Sin embargo, es importante contar con profesionales que nos asesoren durante el trámite, y que recojan y aporten la información necesaria para evitar un procedimiento largo y costoso.