19.05.2022
Accidente de Tráfico

Indemnización por caída en la calle

Indemnización por caída en la calle

Si has sufrido una caída en la calle, y te estás preguntado qué indemnización te corresponde, continúa leyendo este artículo.

A continuación te explicaremos, entre otras cosas, como reclamar una caída en la calle; contra quién tendrás que interponer tu reclamación; las fases del procedimiento; los requisitos para interponer una reclamación y, lo más importante, cómo calcular la indemnización correctamente.

 

Consulta Gratuita

1) Cómo reclamar una caída en la calle

Legislación aplicable

Antes de nada, es importante que sepas la normativa en la que nos tenemos que basar para poder interponer una reclamación patrimonial. Las leyes aplicables serán principalmente dos:

Lo que nos permiten estas leyes es interponer una reclamación por responsabilidad patrimonial de la Administración, debido a una lesión sufrida a consecuencia de funcionamiento normal o anormal de los servicios públicos. Entre estos servicios, se encuentran las calles, pavimentos, aceras, etc.

Contra quién dirigir nuestra reclamación patrimonial

La administración responsable contra la que tendremos que dirigirnos será el Ayuntamiento titular de la vía pública en la que hemos sufrido la caída.

Actualmente, la mayoría de los ayuntamientos permiten que realicemos nuestra reclamación patrimonial a través de internet. En la página web del ayuntamiento en cuestión, podrás acceder con tu certificado digital y comenzar con el proceso.

Plazo para interponer la reclamación contra el Ayuntamiento

El plazo  del que disponemos para reclamar nuestra caída viene recogido en el art.67 de la Ley 39/2015 de 1 de octubre.

Este artículo establece:

  • Los interesados sólo podrán solicitar el inicio de un procedimiento de responsabilidad patrimonial, cuando no haya prescrito su derecho a reclamar. El derecho a reclamar prescribirá al año de producido el hecho o el acto que motive la indemnización o se manifieste su efecto lesivo.

Sin embargo, si hemos sufrido lesiones, lo normal será que necesitemos llevar a cabo algún tipo de tratamiento médico para curarnos. Por eso, y tal y como se establece a continuación en el mencionado artículo:

  • En caso de daños físicos o psíquicos, el plazo empezará a computarse desde la curación o la determinación del alcance de las secuelas.

Por lo tanto, hasta que no finalicemos nuestro proceso de curación, no empezará a contar el plazo de un año.

2) Fases del procedimiento de reclamación patrimonial

El procedimiento para interponer una reclamación por una caída, consta de dos fases. La fase o vía administrativa, y la vía contencioso-administrativa.

La vía administrativa equivaldría a la vía extrajudicial y la contencioso-administrativa a la vía judicial.

Vamos a examinar estas dos fases más a fondo.

Vía administrativa

La vía administrativa se iniciaría con la reclamación al ayuntamiento que hemos explicado anteriormente. De esta manera, se incoará el procedimiento administrativo de responsabilidad patrimonial de la administración.

Una vez interpongamos nuestra reclamación, el ayuntamiento dispondrá de un plazo de seis meses para respondernos. En caso de que no respondan, se producirá lo que se conoce como silencio administrativo negativo. Es decir, se entenderá que deniegan la reclamación.

Llegados a este punto, si queremos continuar con la reclamación, tendremos que iniciar la vía contencioso-administrativa. Para ello, dependiendo del procedimiento en concreto (ordinario o abreviado) presentaremos un recurso contencioso-administrativo o directamente una demanda.

Vía contencioso-administrativa

La vía contencioso-administrativa es aquella en la que el Poder Judicial, poder independiente a la Administración, decidirá si un acto de la Administración ha sido o no ajustado a derecho.

El requisito necesario para acudir a esta vía es haber agotado previamente la vía administrativa.

Como no podemos tratar en este artículo los tipos de procedimientos existentes ni las peculiaridades de cada uno, basta con que sepamos que en esta vía será un Juez, al igual que en el proceso civil, el que decida quién de las dos partes es la que lleva razón y, por tanto, si la Administración debe indemnizarnos por las lesiones sufridas.

3) Requisitos para interponer una reclamación

Tenemos que estar nuevamente, en este punto, a los dispuesto en el art. 67.2 de la Le 39/2015 de 1 de octubre, que establece:

  • En la solicitud que realicen los interesados se deberán especificar las lesiones producidas, la presunta relación de causalidad entre éstas y el funcionamiento del servicio público, la evaluación económica de la responsabilidad patrimonial, si fuera posible, y el momento en que la lesión efectivamente se produjo, e irá acompañada de cuantas alegaciones, documentos e informaciones se estimen oportunos y de la proposición de prueba, concretando los medios de que pretenda valerse el reclamante.

Como vemos, la carga de la prueba recae sobre la persona reclamante. Será el lesionado el que tendrá que probar que las lesiones que ha sufrido son consecuencia del mal funcionamiento de algún servicio y demostrar que la Administración es la responsable.

En este tipo de procedimientos en los que reclamamos una indemnización por una caída, tendremos que contar, para que las posibilidades de éxito aumenten, con los siguientes medios de prueba:

  1. Fotografías del lugar de los hechos.
  2. Testigos que hayan presenciado la caída.
  3. Atestado policial.
  4. Informes médicos dentro de las primeras 72h tras la caída.
  5. Informes médicos del tratamiento curativo llevado a cabo.

También vemos que la ley nos obliga a cuantificar la reclamación. Para ello, pasaremos al último punto de este artículo.

4) Calcular la indemnización por una caída en la calle

Este es uno de los puntos más importantes ya que, lo que nos interesa, es que la Administración nos indemnice con la cuantía que nos corresponde.

Ahora bien, como no existe una ley específica que regule la indemnización correspondiente por las lesiones sufridas tras una caída, tenemos que utilizar alguna otra ley que nos pueda ayudar.

En este caso, podemos utilizar el baremo de accidentes de circulación, utilizado cuando queremos reclamar un accidente de tráfico.

Encontramos el baremo de accidentes en la Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación.

Con esta norma podremos cuantificar exactamente la indemnización que vayamos a reclamar. La misma, dependerá del tiempo que hayamos necesito para curarnos de nuestras lesiones. Además, para el caso de presentar alguna secuela, también tendremos que incluirla en nuestra valoración.

El proceso de cuantificar una indemnización es un proceso complejo, y que muchas veces requerirá de la intervención de un perito médico, que elaboré un informe pericial de los daños y lesiones sufridas.

Te recomendamos que si te encuentras en esta situación, consultes siempre con una abogado especialista en responsabilidad civil para que te ayude y asesoré durante todo el procedimiento.

 

Consulta Gratuita