Accidente de Tráfico

Valor de mercado y valor venal de un vehículo en un accidente de tráfico: diferencia entre estos valores y la reciente Sentencia del TS

Valor de mercado y valor venal de un vehículo en un accidente de tráfico: diferencia entre estos valores y la reciente Sentencia del TS

Cuando se produce un accidente de tráfico en ocasiones tu vehículo sufre daños materiales importantes provocando que sea declarado siniestro total. Y es probable que la compañía aseguradora haya hecho una propuesta muy poco satisfactoria. Para obtener los mejores resultados es necesario conocer qué es el valor de mercado y valor venal en un accidente de tráfico. Además de cómo saber cuál es el valor y cómo calcularlo, etc.

En el presente artículo te aclaramos todos los conceptos que necesitas saber acerca del valor venal o valor de mercado y te ayudaremos a tomar la mejor decisión en este tipo situaciones. También te explicaremos la postura tomada por la reciente Sentencia del Tribunal Supremo.

Concepto claves sobre el valor de mercado y valor venal en un accidente

  • Siniestro total: se declara siniestro total cuando el precio de reparación excede el valor del vehículo.
  • Valor venal: es el valor de referencia que tiene en cuenta, entre otros aspectos, la antigüedad del coche. Este valor se basa, en especial, en la fecha de matriculación. Y es este valor es el que suelen tomar las compañías aseguradoras.
  • El valor de mercado, en cambio, es el valor de referencia que tiene, además de la antigüedad del vehículo, otros aspectos más concretos del vehículo, como el modelo del vehículo, kilómetros, y estado de este.

En su día ya tratamos en un artículo anterior, las diferencias que existen entre el valor de mercado y el valor venal de los vehículos. Concluyendo que resulta mucho más interesante para el perjudicado tomar como referencia del valor del mercado.

Reparación del daño causado

Sabemos que, con el paso de los años, el precio de los vehículos va disminuyendo. Determinar la forma en la que resarcir el daño causado en un vehículo por un accidente en el caso de que la reparación exceda con gran diferencia del valor del vehículo, es una cuestión que ha suscitado debates y controversias.

El sistema jurídico español obliga a buscar la indemnidad del perjudicado, a través del artículo 1902 y 1106 del CC, y exige el restablecimiento patrimonial del perjudicado al previamente anterior de producirse la colisión del vehículo. La jurisprudencia es clara en este sentido: STS 260/1997, de 2 de abril; 292/2010, de 6 de mayo y 717/2011, de 4 de octubre.

Así el artículo 1902 del Código Civil recoge lo siguiente: “El que por acción u omisión causa daño a otro, interviniendo culpa o negligencia, está obligado a reparar el daño causado”. La finalidad del mismo es restaurar el patrimonio del perjudicado y que éste vuelva al patrimonio disponible en el que se encontraría de no haber mediado el o acto ilícito, acción o principio conocido como restitutio in integrum, tal y como recoge la STS 247/2015 de 5 de mayo. No obstante, este principio de indemnización tiene su límite con el enriquecimiento injusto.

Valor de la reparación superior al valor venal o valor de mercado del objeto dañado

¿Y qué sucede en los casos cuando el valor de la reparación supera al valor venal/ o valor de mercado del objeto dañado? La Sentencia de la Audiencia Provincial de Valencia 5247/2016 afirma que se ha de tener en cuenta lo siguiente:

  1. En primer lugar, se podrá optar por tomar una referencia sobre del valor del vehículo, bien el valor venal o el valor de mercado. Si nos decantamos por el valor de mercado deberá ser el del momento inmediatamente anterior a que se produjeran los daños materiales.
  2. En segundo lugar, habrá que atender al valor de la reparación en relación con el del objeto, pues si no fuera excesivamente superior, aunque fuera superior, debería acceder a su reparación.
  3. Después, la indisponibilidad del perjudicado por la desposesión del vehículo dañado durante el tiempo correspondiente para la reparación o sustitución
  4. Por último, el valor o porcentaje de afección que se le puede añadir al valor de vehículo. Este porcentaje de afección comprendería el importe de los gastos administrativos, dificultades de encontrar un vehículo similar en el mercado, incertidumbre sobre su funcionamiento, entre otras.

Reciente Sentencia del Tribunal Supremo sobre el valor de mercado y valor venal en un accidente

La Sentencia del Tribunal Supremo, 420/2020, de 14 de julio, concluye que “cuando el importe de la reparación resulte muy superior con respecto al valor de un vehículo de similares características, no es contrario a derecho que el resarcimiento del perjudicado se lleve a efecto mediante la fijación de una indemnización equivalente al precio del vehículo siniestrado, más una cantidad porcentual, que se ha denominado de recargo, de suplemento por riesgo o confianza, y que, en nuestra práctica judicial, se ha generalizado con la expresión de precio o valor de afección,”

Nos encontramos con dos ideas importantes de esta Sentencia:

  • Se podrá establecer como valor del vehículo, el precio equivalente al de un vehículo siniestrado.
  • Y se podrá añadir una cantidad porcentual, denominado valor de afección que puede oscilar entre un 15% y 30%

Por último, ¿y si el perjudicado ya ha reparado su vehículo?

El Tribunal Supremo ha afrontado ya esta cuestión en las STS de 3 de marzo de 1978, 31 de mayo de 1985 y 13 de abril de 1987.

En este caso, se procederá como regla general a reembolsar la reparación, pero con una salvedad: que ésta no supere 6 veces el valor venal del vehículo o que, a través de la reparación, se haya modificado el vehículo de tal manera que se haya producido una mejora del mismo.

La razón de ello es evitar un enriquecimiento injusto por parte del perjudicado, puesto que el daño debe de ser resarcido, pero en su justa medida, no puede ser un beneficio injustificado para el perjudicado, pues, de ser así, podría incluso convertirse en una práctica frecuentada para conseguir ese incremento patrimonial.

¿Necesitas ayuda para valorar un vehículo ante un accidente?

Si tienes cualquier cuestión o aclaración sobre este tema, no dudes en contactar con un despacho especializado en accidentes de circulación. De modo que te pueda asesorar y guiar en la reclamación y tramitación de tu accidente. AMG Legal es un despacho con más de 25 años de experiencia. Especializados en este sector y que trabaja en todo el territorio nacional.

Write a Comment

Opiniones

Resbalé en un centro comercial rompiéndome el cúbito. AMG Legal me tramitó la reclamación desde el principio, alcanzando un acuerdo indemnizatorio con la aseguradora del centro comercial.

Susana H
Susana H

La batería de mi teléfono móvil explotó mientras lo estaba utilizando y me causó quemaduras en una parte de la cara. Gracias a AMG Legal porque lucharon por mis derechos cuando pensaba que no podía hacer nada.

Isabel H.

A mi se me rompió el patinete eléctrico mientras circulaba, y sufrí lesiones bastante graves. Estoy muy contento porque consiguieron una indemnización por las lesiones y la sustitución del patín por otro nuevo.

Luis F.

Andando por la acera me atropelló una persona que conducía uno de estos patinetes eléctricos. Ante la falta de regulación yo no sé si tenía razón o no. Contacté con AMG Legal y acabaron demostrando que la culpa fue del conductor del patín, y acabé obteniendo una indemnización por los días que estuve de baja.

Marisol H.
Marisol H.

Cruzaba un paso de peatones con mi patinete eléctrico y un vehículo no frenó a tiempo, golpeándome y causándome lesiones y dejando completamente roto el patinete. Conseguí una indemnización por las lesiones que sufrí y que me dieron el dinero para comprarme un patín nuevo.

Ivan R.
Ivan R.

Mis inquilinos me debían un año de rentas impagadas. AMG Legal llevó todo el proceso hasta que finalmente consiguieron que el Juzgado embargase las cuentas de los inquilinos y pagasen a la fuerza. Muy satisfecha con el trabajo que han hecho porque de verdad pensaba que no iba a cobrar nada.

Pepa H.

Mis inquilinos llevaban dos meses sin pagar el alquiler, me olía que la situación se iba a alargar y les pedí que se marchasen, pero se negaron. AMG interpuso una demanda y consiguieron que en 2 meses abandonasen la vivienda.

Marta G.

Hacía más de un año que mis inquilinos no me pagaban el alquiler, además de que me estaban cargando a mi las facturas del agua y de la luz. Contraté a AMG Legal para que llevasen mi caso. En 3 meses habían abandonado la vivienda y en 6 meses consiguieron que me pagasen todo lo que me debían. Estoy muy contento.

Raul M.

Me hice con una tarjeta de crédito con el banco. Cuando tuve que devolver el importe era tan elevado por los intereses que me estaban aplicando que me fue imposible. Con AMG conseguí llegar a un acuerdo para devolver únicamente el importe que había solicitado a la tarjeta sin ningún tipo de interés abusivo.

Pablo M
Pablo M